lunes, 29 de abril de 2013

Déjate amarme.

Déjame quererte a mi modo, en mis brazos, en mi espacio, sencillo y cómodo. Déjate besar, tranquila y pasionalmente, volverte inconsciente. Que la locura que pasa por nuestras cabezas se desvanezca en los besos sinceros que te debo. Que  mi piel y la tuya sean una, que nos volvamos eternos.

Deja que pasen las horas, no tengas prisa. Deja que sea mi sonrisa quien te busque las cosquillas, que te sorprendas cuando te encuentres perdido en mí y que te encante. Déjame cantarte, despacio y al oído, que te necesito; ábrete a sentir sin miedo. Déjalo surgir.

Cierra los ojos; besa y siente.
Déjame ser la única que te envuelva y la que ocupe tu mente.

1 comentario: